Cinco de mayo al son del Mariachi en Las Vegas

Cinco de mayo en Las Vegas es sinónimo de mariachi, tequila, y boxeo. Como ya es costumbre, la ciudad del pecado presencio una pelea más y en esta ocasión presencio el encuentro entre Saul ‘Canelo’ Álvarez y Daniel Jacobs.

Un combate para unificar los títulos del peso mediano merecía una fecha importante en la capital del boxeo. Saul ‘El Canelo’ puso sobre la mesa sus títulos de la WBC, WBA, y RING mientras que Jacobs puso en riesgo su cinturón de la IBF.

Después de una larga espera y varias conferencias de prensa donde ambos pugilistas mostraron su respeto uno al otro, las cosas se encendieron el viernes durante el ‘weigh-in’. Por primera vez hubo empujones y hasta insultos en donde la gente se emocionaba por ver a sus peleadores calentarse antes de la pelea.

El sábado arranco con la cartelera preliminares, donde las victorias por parte de Vergil Ortiz Jr. y Joseph ‘Jojo’ Diaz Jr., los dos de sangre mexicana, prepararon a la multitud para la pelea estelar.

El estadounidense, Jacobs, subió primero al ‘ring’ con un récord de 35 victorias, 2 derrotas, 29 viniendo por la vía del ‘knock’outs’, mientras que el mexicano, acompañado por el tema ‘México, Lindo Y Querido’ arribo con 51 victorias, 2 empates y una derrota.  Aparte de ser campeones, los dos peleadores compartían algo más en común. A un ex rival, Gennady Golovkin, quien saco lo mejor de ambos, sin embargo, Jacobs fue el único en sufrir una derrota.

El combate comenzó a un ritmo tranquilo para después ir escalando entre intercambios de golpes y subiendo la adrenalina. El Canelo mostro una defensa efectiva, aunque en ciertas situaciones el de ‘Brooklyn, New York’ conecto con el rostro de Álvarez, tal como fue en el noveno asalto. Fue en el último asalto donde Jacobs fue a la lona, pero por un resbalón, cosa que encendió a la raza al igual que las canciones de grandes leyendas mexicanos; Vicente Fernández, Juan Gabriel y la Banda El Recodo que sonaban entre los ‘rounds’ por gran parte de la pelea.

Al final, no fue suficiente darle el triunfo al ‘Miracle Man’ para los jueces, ya que, por decisión unánime, la bandera de México salió de nuevo en alto con el campeón Saul ‘El Canelo’ Álvarez.

Tal vez no fue la mejor demostración en cuestión de ofensiva por parte del Canelo, pero fue lo suficiente para apoderarse del título de la IBF, y ahora toca esperar su próximo rival.

 

Escrito por: @jessecasassports

Fotos: Golden Boy, Armando Botello

Deja tu comentario

También te gustaría