Remedios para las uñas enterradas

Ay, cómo duele una uña enterrada! ¿Te ha pasado que no puedes ni caminar porque esa uña te roza con el zapato? Las uñas enterradas son delicadas porque si se te complican pueden terminar en una infección grave. Si tienes una uña enterrada y se te ha infectado debes ir a un podólogo. No intentes que la pedicurista de la esquina te la desentierre con sus instrumentos poco aseados, ni intentes arrancarte algo con lo que tienes en casa. Voy a compartir contigo varios tips sobre cómo tratarlas.

Remoja tus pies en agua tibia todos los días durante unos minutos. Sécalos muy bien, con suavidad.

Si se te entierra seguido, acude con el podiatra, sobre todo, si padeces alguna enfermedad crónica o diabetes; con esta última, una uña encarnada constituye un peligro importante con riesgo de derivar en pie diabético.

Si tu uña está muy enterrada y aparece carne roja alrededor, debes ir con el especialista para que corte adecuadamente tus uñas. En ocasiones, el médico podría aplicarte anestesia local para insensibilizar la zona lastimada o limpiar la infección, si existe.

Corta tus uñas de forma recta, nunca ovalada, aunque sientas que con ello estas quitando la parte que se encarna. Que los bordes exteriores queden paralelos a la piel de tu dedo. No cortes al ras, déjala un poco crecida.

Para eliminar la uña encarnada y aliviar el dolor necesitas:

– 1 diente de ajo.

– 1 puñado de sal gruesa

– Manzanilla

– Envase

– T para uñas

– Una lima para uñas

Primero higieniza los pies y la uña con jabón antiséptico. Debes poner a hervir el agua con la manzanilla, esta tiene propiedades desinflamatorias. Mientras tanto pela el diente de ajo y córtalo por la mitad, luego frótalo sobre la uña encarnada, el ajo tiene una propiedad antiséptica; déjalo actuar 20 minutos. Retira el agua del fuego y déjalo enfriar un poco, sumerge el pie en el envase y añade el puñado de sal. Sumerge los pies en el agua durante 20 minutos. El agua y la sal además de aliviar el dolor de la uña encarnada y descansar los pies, ablandara la uña y así se podrá cortar con más facilidad. Seca tus pies y con mucho cuidado corta la uña con forma cuadrada y retira lo que estaba enterrado.

Deja tu comentario

También te gustaría