Cinco clásicos de Julio Preciado para desearle pronta recuperación

Julio Preciado es uno de los cantantes de banda más reconocidos que hay dentro del género musical. El cantante sinaloense brincó a la fama internacional cuando fue vocalista de la Banda El Recodo, pero su trayectoria es mucho más grande que eso.

Lamentablemente, Preciado se encuentra delicado de salud, y aunque estamos seguros que pronto se recuperará, quisimos aprovechar este momento para recordar sólo unas cuantas de las excelentes canciones que el intérprete nos ha regalado.

¿Qué puedo hacer por ti?
Este tema le dio nombre a su segundo álbum como solista en 1999. Para este momento en su carrera, Julio Preciado ya era muy conocido y temas como este le ayudaron a fortalecer su carrera como solista que apenas estaba empezando.

Que me entierren cantando
El siguiente álbum de Julio preciado fue un homenaje a Ramón Ayala. “Que me entierren cantando” fue uno de los primeros sencillos del disco y en esta versión, aunque le pone su propio toque, se nota la fuerte influencia del acordeón de Ramón Ayala.

Tú sigues siendo la misma
Otro disco homenaje de Julio Preciado es el que dedicó a Juan Gabriel. El cantante sinaloense le dedicó el álbum al “Divo de Juárez” cuando aún vivía, y “Tú sigues siendo la misma” es un excelente ejemplo de cómo la música de Juan Gabriel funciona muy bien dentro de la banda.

Seis pies abajo
Este es uno de los temas más emblemáticos que tuvo Julio Preciado en sus 6 años como cantante de La Banda el Recodo. Fue uno de los temas más populares de la banda en esa época es uno de los que provocaron que Julio Preciado se convirtiera en uno de los principales exponentes del género.

Qué solo estoy sin ti
Esta canción es del último álbum de estudio que grabó Julio Preciado con La Banda el Recodo. Para este momento, Preciado ya se había convertido en una de las voces más emblemáticas en la historia de la banda, y demuestra su capacidad vocal con esta balada.

Deja tu comentario

También te gustaría