José Manuel Figueroa no pierde la fuerza

La muerte de Joan Sebastian fue un duro golpe para su hijo, José Manuel Figueroa. Sin embargo, el cantante se dice tranquilo, pues al fin su padre ya no está sufriendo el cáncer con el que vivió por 16 años.

“No puedo ser egoísta; también mi padre merece descansar”, fueron sus declaraciones durante una entrevista realizada a la revista ¡HOLA!. EN la misma, el cantante dijo estar en paz, pero consciente de que debe velar por sus hermanos, quienes están muy afectados.

“Creo que van a tardar en asimilar lo que está pasando. Son más pequeños y más inocentes ante esta situación. Yo he tenido los golpes de Sebastián y Trigo, que fallecieron. De alguna forma te vas preparando” aseguró.

Aún con el dolor, José Manuel no ha parado desde el momento en el que “El rey del jaripeo” falleció el pasado 13 de julio, pues fue él el encargado de organizar los funerales, homenajes y misas que se realizaron en honor al intérprete de “Tatuajes”.

Ahora, su misión es lanzar y promover el disco que Joan dejó inconcluso, pero en el que trabajó hasta sus últimos días tratando de olvidar el malestar físico.

“Me tocó ver cómo, de alguna forma, mi padre reemplazaba la morfina por el trabajo y la dedicación que le puso a este disco. La música lo ayudaba a estar en paz, a olvidar su dolor físico, su sufrimiento”.

De este material ya hemos escuchado “Volví pal pueblo”, un tema que el cantautor dedicó a su natal Juliantla.

Deja tu comentario

También te gustaría